Con el motor 1.3 Turbo de 180 CV, el Renegade declara una velocidad máxima de 201 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,5 segundos. Quizá, no sean datos especialmente destacados si tenemos en cuenta la potencia.

Lo cierto es que la mecánica rinde bien y permite adelantamientos en distancias cortas, pero los clientes más exigentes puede que echen en falta algo más de contundencia al ganar velocidad.

La transmisión de nueve velocidades se entiende bien con el propulsor, aunque lógicamente no es tan efectiva como la DDCT, de doble embrague, en conducción deportiva.

La foto muestra el sistema de tracción total Active Drive Low, destinado al Trailhawk, con una primera relación muy corta que simula el efecto de una reductora.