Cuenta con dos embragues y no hay muchas diferencias con respecto a las tecnologías EDC y DSG que hemos mencionado anteriormente.

Quizá lo más novedoso es que lo han acoplado de manera satisfactoria en las versiones híbridas del IONIQ y el Niro.