Ponerte el cinturón de seguridad debe ser una de las primeras cosas que hagas cuando te subas al coche. Y no te olvides de ajustarlo bien a tu cuerpo.