No te la juegues dejando maletas u otros objetos sueltos en el habitáculo del automóvil, ya que, en caso de colisión, pueden dañar a los ocupantes al salir despedidos.

Recuerda que un objeto inofensivo, solo en apariencia, se convertirá en un problema en caso de accidente, ya que su masa puede aumentar en 50 veces.