No puedes utilizar el vestuario de verano para conducir, porque las chanclas pueden engancharse en los pedales, la sensibilidad no será la adecuada y el pie no queda totalmente protegido.

No llevar el calzado correcto puede ser motivo de multa, por entenderse que limita la libertad de movimiento, como también es sancionable ir sin camiseta en el coche, por las quemaduras que puede provocar el cinturón de seguridad en caso de accidente.