Durante las vacaciones, es frecuente ver coches atascados en zonas costeras. Esto se debe a que no respetan los avisos o señales que hay en la zona o porque se confían y no examinan el espacio en el que van a estacionar su coche.

Mejor busca zonas de aparcamiento habilitadas para este fin y cuidado con dejar el coche en zonas protegidas, porque las multas no suelen ser bajas.