Pasamos a un amplio listado de modelos que consumen 4,6 litros cada 100 kilómetros. El que inicia esta clasificación es el Yaris con el motor atmosférico 1.0 VVT-i, que entrega 69 CV.

Sin duda, se trata de una opción ideal para un uso preferentemente urbano, como queda patente en las prestaciones: 155 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 en 15,3 segundos.