El cuarteto finaliza con el modelo de Skoda, el único que no emplea la plataforma MQB A0, algo que no le impide mostrar un buen aplomo y, como ser habitual en los modelos de la marca checa, un amplio espacio interior y un destacado maletero. 

En materia de prestaciones, anuncia 184 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 en 10,8 segundos.