En segunda posición, también con 4,6 litros cada 100 kilómetros, pero con un motor de 110 CV, se encuentra el 208, que al igual que el Clio, tiene muy próxima la jubilación por la llegada de una nueva generación. 

El modelo francés acelera de 0 a 100 km/h en menos de 10,0 segundos; concretamente, en 9,6. Además, alcanza 188 km/h de velocidad punta.