Hemos visto muchos coches transformados en modelos eléctricos, pero esta Volkswagen T3 es realmente original. Una pareja francesa pasó seis meses montando un propulsor y una batería de Tesla en este vehículo.

Su objetivo era llevar la furgoneta por todo el mundo para promover la energía sostenible. Como puedes suponer, sus aventuras están documentadas en YouTube, Facebook e Instagram.