En 2017, esta excéntrica furgoneta, apodada Trippy Tippy Hippy Van, participó en las 24 Horas de LeMons, una carrera limitada a vehículos valorados, como máximo, en 500 dólares.

Hecha a medida por un habitual de esta peculiar competición, llamado Jeff Bloch, es un modelo de los años 70 que incorpora un motor de 1,8 litros procedente de un Golf GTI.