A tamaño natural, esta Volkswagen T2 está conformada por piezas de Lego. Se exhibió en una feria de ocio y viajes, a principios de este año, en Múnich (Alemania).

Incluye todas las comodidades, desde una autotienda, pasando por una cocina completa e incluso una puerta corrediza. Se necesitaron seis semanas y 400.000 bloques para convertir este reto en realidad. ¿Los autores? Dos artistas certificados de Lego, René Hoffmeister y Pascal Lenhard, con mucha más destreza y paciencia que cualquiera de nosotros.