Este es el 'Moskvich-412' en la línea de meta del famoso rally Londres-México de 1970. La carrera se programó para que coincidiera con el Mundial de Fútbol. De hecho, la prueba se convirtió en una especie de 'bastón de relevo', que Inglaterra pasó a México.

En la salida había 96 coche, pero solo 23 vieron la bandera a cuadros después de 25.750 kilómetros. Los pilotos soviéticos demostraron una velocidad impresionante y el 'Moskvichi' ('Moscovita'), una gran fiabilidad, acabando en el puesto número 12.