La mujer que cambia la rueda de un Austin Tilly, convertido en una improvisada ambulancia, es la actual reina de Gran Bretaña. Su juventud coincidió con la Segunda Guerra Mundial y la monarca siempre estuvo muy pendiente de las necesidades de su pueblo.

En febrero de 1945, la futura reina se inscribió como miembro del Servicio Territorial de Ayuda a la Mujer y recibió formación de mecánica. Incluso a sus 93 años, no renuncia a sus coches y, de vez en cuando, se la puede ver conduciendo un Range Rover.