Se llamaba Mary Mart Desange, pero fue conocida como Camille du Gast. Nacida en el seno de una rica familia parisina, se interesó desde su infancia por las aficiones tradicionales de los hombres, como la caza, el esgrima y el paracaidismo.

A Camilla se le puede considerar la primera piloto profesional. En 1901, a los mandos de un Panhard de 20 CV (en la foto), completó la carrera París-Berlín en 25 horas y media, ocupando el puesto 33 de 47 participantes.