Más caro y exclusivo es este coche con una carrocería Viotti, que para Fiat representó el regreso de los superdeportivos a la marca.

Esta unidad perteneció a Giulio Vignale y este mismo año se ha vendido por 518.625 euros.