Estamos ante el único modelo del ranking que recurre a un motor atmosférico. Se trata del 2008 con el propulsor PureTech 82, de 1,2 litros y 82 CV, que homologa 5,0 litros exactos.

Eso sí, la ausencia de un turbo le penaliza en el ámbito de las prestaciones, pues se tiene que conformar con 168 km/h de velocidad máxima y 13,5 segundos en la aceleración de 0 a 100.