También con 4,1 litros, aparece una enorme sorpresa en el tercer escalón del podio. No lo decimos por el vehículo, sino porque monta un potente propulsor de 1,5 litros y 150 CV. 

Por supuesto, esta versión del Arona cuenta con las mejores prestaciones del ranking: 207 km/h de velocidad punta y 8,2 segundos para pasar de 0 a 100.