Tomando como base el Aventador, los diseñadores de Lamborghini y los especialistas de Squadra Corse, la división de competición de la marca italiana, configuraron este espectacular modelo, con una aerodinámica realmente avanzada.

Por supuesto, se impulsa con el motor 6.5 V12, de aspiración atmosférica, convenientemente 'apretado' para lograr 780 CV y 720 Nm.