A partir del chasis y el sistema de propulsión del Ferrari F12tdf, se puede desarrollar un vehículo de ensueño. Este roadster muestra una temática Pop Art, debido a que el cliente es un gran seguidor de este movimiento artístico. 

Para animar el conjunto, se encuentra el propulsor 6.3 V12, de aspiración atmosférica, con 780 CV de potencia y 705 Nm de par máximo.