Lo sabemos, Mulsanne es un nombre más propio de las 24 Horas de Le Mans (es una zona del legendario circuito de La Sarthe) que de la F1.

Pero queremos incluirlo por un único motivo: recordar que, en 1967, el Mundial de F1 celebró su primera y única carrera en Le Mans, aunque en la variante de Bugatti, en la que se impuso Jack Brabham.