Con este deportivo de 1957, que ha ido pasando entre diferentes particulares, nos acercamos al podio de los modelos más caros del mundo. 

No se trata de un coche cualquiera, sino de uno de los Ferrari más exitosos de todos los tiempos. En particular, este chasis 0704TR con carrocería Scaglietti, ganador de los 1000 km de Buenos Aires y las 12 Horas de Sebring en 1957, conducido por Phil Hill y Peter Collins.

Monta un propulsor 3.0 V12, con 300 CV, y declara 270 km/h de velocidad máxima.