Otra obra maestra de Aston Martin, en este caso, de 1956. Un coche de carreras que ganó los 1000 km de Nürburgring en 1959 y que tuvo como conductores, entre otros, a Roy Salvadori, Stirling Moss, Jack Brabham y Carroll Shelby.

Adquirido en una subasta de 2017, el chasis DBR1/1 es el primero de los cinco construidos y está equipado con un motor de seis cilindros en línea, con 3,0 litros y 305 CV. El coche anuncia 290 km/h de velocidad punta.