La opción tope de gama viene repleta de equipamiento en todos los apartados. Algunos ejemplos son la amortiguación adaptativa, con programas Comfort, Natural y Sport, el control dinámico de la conducción Renault Multi-Sense, los faros Full LED, el Head-up Display, el asistente de luz de carretera, la tapicería de cuero Nappa, las cortinillas traseras en las puertas, el retrovisor interior fotocromático y numerosas ayudas electrónicas a la conducción.