El Ghibli original fue obra de un joven Giorgetto Giugiaro, en su etapa inicial en Ghia. Se trataba de un gran turismo, con configuración de 2+2 plazas, que recurría a un motor V8. Por supuesto, también contó con una variante Spyder (biplaza).

Respecto al término árabe ghibli, diremos que hace referencia al viento también conocido como siroco, propio del Mar Mediterráneo. De origen sudeste, procede del Sáhara y puede provocar huracanes en el norte de África y sur de Europa.