En la historia de la marca italiana, hablar de Bora es hacerlo de un afilado biplaza, diseñado por Giorgetto Giugiaro (Italdesign) y comercializado entre 1971 y 1978, con motores de 4,7 y 4,9 litros de cilindrada. 

En términos meteorológicos, el bora es un viento propio del mar Adriático, frío y seco, que sopla desde el norte-nordeste. Etimológicamente, se inspira en la figura mitológica griega de Bóreas.