Sin embargo, años atrás, Mazda ya había empleado la denominación Proceed en Japón, para una familia de pick-ups.

Eso sí, ese fue uno de los muchos nombres que tuvo este modelo, dependiendo de la región del mundo en la que se comercializara: Bravo, Bounty, Magnum, Drifter...