Comenzamos la lista con la clásica coincidencia numérica. Un buen ejemplo es el Alfa Romeo 164, una berlina de representación, diseñada por Pininfarina, que estuvo a la venta entre 1987 y 1997.

Como curiosidad, diremos que en Asia se vendió como 168, debido a las connotaciones negativas del número 164.