En líneas generales, debemos destacar la postura al volante, que puede ser muy parecida a la que ofrece un turismo, y el espacio disponible en la zona posterior, tanto por altura como por espacio para las piernas.

Tal vez, la única pega, sea que la plaza central trasera resulte algo más estrecha y menos confortable (a diferencia de lo que sucede en un Citroën C5 Aircross o un Skoda Karoq).

Respecto al maletero, cumple con 506 litros de capacidad.