En el habitáculo, la calidad de realización es la propia de un modelo Premium, tanto por los materiales empleados (mullidos y de buen tacto) como por los ajustes que presenta.

Respecto al diseño, es sencillo y sobrio, por lo que habrá quien lo encuentre interesante... y quien eche en falta algo de 'brillantez', con una pantalla central de mayor tamaño o algunos otros artificios. Eso va en gustos, pero a nosotros nos gusta bastante.

Otro punto que convence es la insonorización que presenta el habitáculo, en el que el motor apenas se hace notar y los ruidos aerodinámicos son comedidos.