El BMW Z13 se dejó ver durante el salón de Ginebra de 1993. Este atípico prototipo con tres asientos, un motor de 82 CV montado en su zaga y un peso bastante por debajo de los 1.000 kilos, no parece ser el más adecuado para llevar la letra Z en su nombre.

Por su aspecto exterior, podríamos decir que tiene un aire al BMW i3 de propulsión eléctrica o, incluso, al Mercedes-Benz Clase B de pasadas generaciones.

Galería de fotos del BMW Z13 Concept.