Este curioso automóvil tomó su base del potente Chevrolet Corvette C4, incorporando una mecánica de gasolina V8, así como unos neumáticos experimentales de Michelin.

Desde luego, no pasó desapercibido durante el salón de Los Ángeles de 1984 y seguro que lo seguiría haciendo en cualquiera de las citas contemporáneas.

Galería de fotos del Bertone Ramarro.