El miembro más pequeño de la familia GTI de Volkswagen está equipado con el motor 1.0 TSI de 115 CV, que le otorga unas prestaciones fuera de lo común en un coche urbano.

No en vano, declara una velocidad máxima de 196 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,8 segundos, unas cifras mejores que las del primer Golf GTI. La mala noticia es que este coche no está a la venta en España.