El modelo británico es también una institución entre los jóvenes: el 'original', con tres puertas y motor turboalimentado de 192 CV, se puede elegir con cambio manual y transmisión automática. 

Su precio base alcanza casi los 30.000 euros, pero esta exclusividad forma parte del 'encanto' del vehículo, junto con las infinitas posibilidades de personalización.

No obstante, cabe recordar que los que buscan el máximo rendimiento pueden optar por el JCW, con 231 CV.