Nos encontramos ante un superdeportivo en miniatura, con carrocería de carbono y motor turboalimentado de 250 CV en posición trasera, que requiere 'manos' expertas si el firme está deslizante. En su día, surgieron rumores de una versión Quadrifoglio Verde, pero nunca llegó.

En el configurador oficial de la marca italiana también aparece la versión descapotable Spider.