Sin llegar a ser un todoterreno, el Citroën C5 Aircross goza de una apariencia muy moderna y atractiva, con elementos protectores como los Airbump y una personalización exterior que permite hasta 30 combinaciones, entre los siete colores de carrocería, los packs de tono, el techo bitono 'Perla Nera' y los cinco ambientes existentes para el habitáculo.

Este SUV compacto, a diferencia del C3 Aircross y el C3 'convencional', no tiene ningún modelo en la gama con el que compararlo, por lo que tiene una identidad exclusiva y una presencia notable.