La posición al volante es ligeramente elevada, mientras que la altura del techo y la amplitud del parabrisas delantero garantizan una destacable sensación de espacio percibida, cuando se viaja a bordo.

La parte trasera, sin destacar por ser la más cómoda para dar cabida a tres pasajeros, mantiene el notable espacio para las cabezas de los ocupantes, así como una banqueta trasera con un respaldo dividido en dos partes y con varias posiciones de reclinado.