Este todocamino dispone de unas ruedas con 650 milímetros de generoso diámetro, con llantas de 16 pulgadas, que se ofrecen de aleación a partir de la terminación FEEL.

Si vas a abusar de terrenos deslizantes o de pistas de tierra, quizá deberías pensar en montar los neumáticos con certificación M+S (Mud+Snow), que se equipan como extra.

Lo mismo te digo con la rueda de repuesto. Asegúrate de que la lleva, previo pago también, ya que el kit antipinchazos difícilmente te arreglará el daño de un neumático que se ha producido en un fuera pista.

La altura libre al suelo de la carrocería es de 17,5 centímetros, lo que te permitirá contar con un buen ángulo de ataque y, de este modo, sortear sin problemas algún obstáculo del terreno.

Además, toda la gama dispone de la tecnología Grip Control, un control de tracción avanzado que actúa sobre las ruedas delanteras cuando nos movemos por pistas que presenten cierto deslizamiento.

Puedes elegir entre los siguientes modos de conducción: Estándar, Arena, Todocamino, Nieve o ESP OFF, aunque te recomiendo que la mayor parte del tiempo lo dejes en Estándar, para que sea el propio sistema el que decida automáticamente cómo actuar en cada caso.