Año tras año, el salón de Tokio es un proveedor constante de concept cars poco ortodoxos. En 2013, Suzuki presentó cinco prototipos, varios de los cuales merecen el adjetivo "extraño".

Elegimos el Hustler Coupe, una versión de aspecto más deportivo que el Hustler 'convencional'. Salvando las (enormes) diferencias, resulta equiparable al BMW X6, frente al X5.