El Isetta es el BMW más inusual de todos los tiempos. Está dotado de una puerta frontal, como una nevera, excepto por el hecho de que el Isetta tiene un volante unido a esa puerta.

Verdaderamente, fue una invención italiana de la empresa Iso, por lo que BMW lo construyó solo bajo licencia. Nuestra foto muestra el BMW 600, la versión de cuatro plazas de este histórico modelo.