A pesar de su nombre, este coche no fue construido para Jeremy Clarkson, sino que la denominación hace referencia al hombre que lo diseñó: Jeremy Scott.

Este fortwo alado se presentó en el salón de Los Ángeles de 2012. Las alas hacen las funciones de pilotos traseros y, según el propio Scott, reflejaban "un sentimiento de libertad y ligereza". Aunque parezca increíble, estuvo a la venta...