Acabamos la lista con esta obra de arte, creada en exclusiva para los Bugatti Chiron, Divo y Voiture Noire, que cubica 8,0 litros, emplea cuatro turbocompresores y entrega 1.500 CV. 

Con este motor, que más que un propulsor parece una central térmica, el Chiron alcanza los 420 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y acelera de 0 a 100 en menos de 2,5 segundos.