Quien quiera adquirir un Bentley 'pata negra', debe saber que tiene que montar este propulsor biturbo, que desarrolla 635 CV en el Continental GT, en el Flying Spur y en el todocamino Bentayga Speed.

Las mejores prestaciones las atesora el primer modelo, que declara una velocidad punta de 333 km/h y una aceleración de 0 a 100 en solo 3,7 segundos.