Estamos ante otro 'viejo conocido' que está a punto de dar paso a una nueva generación, pero que sigue siendo muy interesante desde el punto de vista de la economía de uso. 

Con el propulsor atmosférico y tricilíndrico PureTech 82, de 1,2 litros y 82 CV, el representante francés consume 4,8 litros de media. Si tenemos en cuenta los 45 litros del depósito, los kilómetros sin surtidores llegan a 937.