Británica, pero con tecnología alemana, Bentley ofrece coches rapidísimos y con una línea espectacular. El 'culpable' de estas prestaciones es el propulsor W12 de la casa, con tecnología biturbo.

¿Qué modelos pueden presumir de esta mecánica? El Continental GT, tanto la carrocería coupé como la Convertible (635 CV), el Flying Spur (también con 635 CV) y el Bentayga (608 CV).