Comenzamos esta lista por orden alfabético. Aston Martin combina deportividad y elegancia como casi nadie puede hacerlo. Además, a lo largo de su historia, los motores V12 han sido tan distintivos como su asociación con James Bond.

Actualmente, tres coches de la marca británica emplean este tipo de mecánica: el DB11 (608 CV), el DBS Superleggera (725 CV) y el Rapide S (598 CV).