Mucho espacio, un fantástico tacto de conducción... y un consumo de apenas 3,4 litros cada 100 kilómetros. Eso es lo que asegura la berlina japonesa con el sobresaliente motor 1.6 i-DTEC de 120 CV. 

Parece increíble que la marca japonesa haya renunciado a este propulsor en modelos como el CR-V, pero han apostado por la hibridación y ese es el camino a seguir. Volviendo al Civic Sedan i-DTEC, se puede adquirir desde 23.450 euros.