Oficialmente, este coche ya no está a la venta, aunque sigue apareciendo en la web oficial de Audi, por lo que aún podría ser posible hacerse con uno. 

La gama contempla dos versiones, la 'convencional', con 560 CV, y la performance, con 605, a partir de un motor 4.0 V8, biturbo.

Su imagen es innegablemente poderosa y muy espectacular, que casa con una espectacular aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 3,7 segundos.