Con el A7 Sportback, Audi reeditó el triunfo conseguido con el A8, en 2018.  Desde luego, últimamente, el lujo reside en Ingolstadt.