El tercer premio del I-PACE correspondió a la categoría de mejor diseño, en la que se impuso a los Suzuki Jimny y Volvo XC40.